Desde lo básico, 3ª Ley de Newton: Ley de acción y reacción!

Así como funciona en la física, funciona en las acciones de los seres humanos, cada una de nuestras acciones llevaran a una reacción de alguna o algunas personas, mas aun cuando nuestra acciones han sido erradas o equivocadas, donde hasta en ciertas ocasiones, las nuevas acciones que pudieran tener la intención de corregir los errores cometidos podrían llevar a nuevas reacciones, si la intención no esta claramente comunicada o compartida.

Es por eso que como primer punto de reflexión esta el hacer todo lo que este a nuestro alcance para que nuestras acciones no afecten negativamente a otros o vayan dirigidas a herir y causar daño, ya que las reacciones a las mismas, definitivamente causaran una cadena de resultados negativos para todos, que de no manejarse adecuadamente podrían llevar a la destrucción de nuestro entorno y como suele ocurrir en la vida, si cometemos esas acciones, luego de un proceso de aceptación buscar la forma clara de perdonarnos, de obtener “Algún día” el perdón de las personas afectadas y por sobre todas las cosas, al poder comunicar abiertamente la intención, el deseo y una nueva acción para corregir el error cometido, sentir la posibilidad de volver a la calma y posiblemente a la reconciliación del SER.

Para poder sanar las heridas y avanzar debemos estar conscientes del dolor causado y nunca, pero nunca transmitir un mensaje, posiblemente equivoco o mal interpretado, de indiferencia, decidía o desinterés…

Cometemos errores todos los días, debemos esforzarnos por no cometerlos, mas los errores son parte de la vida misma; por lo que desde nuestro mayor esfuerzo, desde una real convicción de hacer lo mejor, es imperativo para el SER humano perdonar, perdonarse y seguir adelante.

Declaración:

No he sido perfecto, no soy perfecto y no quiero serlo… Pero lo que si quiero es luchar día a día por SER una mejor versión de mi mismo, comenzando por reconocer mis errores y generar las acciones que ocasionen reacciones positivas para corregirlos; perdonar,  perdonarme… permitir, permitirme… Y continuar adelante en busca de muchos momentos de felicidad, logrando acumular muchos, muchos de esos momentos… Superando los no tan buenos momentos y seguir esforzándome en aprender…. Aprender a Vivir a plenitud!

Román J. Briceño Rodríguez

Octubre 09, 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *