Vivir para siempre, es vivir cada segundo

vida_muerte_vivir_cada_segundo

En un par de ocasiones en mi vida he visto a la muerte cara a cara, se te presenta silente, atemporal, como parte de la vida misma… Y en esos momentos increíblemente lejos de angustiarme he entrado en una profunda calma, la he mirado de frente y simplemente he aceptado que es el momento, todo paso tan rápido en mi mente, todo paso tan rápido en mi corazón y es como que la película de mi vida pasara frente a mi en segundos…

Las personas que amas, los momentos vividos,  pero increíblemente nunca han llegado a mi los recuerdos de los momentos no tan buenos, solo llegaron a mi aquellos momentos realmente importantes que me hicieron feliz… entonces simplemente he sonreído, he agradecido y hasta me he puesto tan pragmático que en cuestión de segundos he dado mensajes de despedida con algunas instrucciones para los que aun permanecerán en este plano… como hasta después de mi muerte, indicarle a los que amo que hacer, como hacerlo y que todo estará bien, que todo continuara… Como me dice alguien: Psicorígido!

Por lo que esto me ha llevado a reflexionar profundamente y sentirme realmente libre… He podido mirar de frente a la muerte y le he sonreído… He aprendido que es simplemente parte inevitable de la vida y que mientras siga en este plano cada segundo cuenta… la vida es cada segundo que vivimos y como lo vivimos.

He aprendido que lo material es superfluo y pasajero, que nada nos pertenece, que nada controlamos y que lo único que realmente importa es vivir desde nuestro SER, que no es mas que creer, hacer lo mejor que podamos, disfrutar lo que hacemos, compartir la abundancia, apoyar a otros a seguir su propio camino, aprender de lo errores, aceptarnos como somos, con lo que tenemos y con lo que no, enfrentar los retos y dificultades como parte del proceso y finalmente disfrutarlo todo… absolutamente todo…

He aprendido la simplicidad de lo básico y la riqueza de simplemente estar!

Agradecido por SER, agradecido por estar!

Enero, 2017

Román Briceño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *